Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Sostenibilidad’ Category

La semana pasada el profesor Carlos Taibo dio una conferencia en el Colegio Mayor Pedro Cerbuna sobre el tema ¿Qué es el decrecimiento? a modo de visión introductoria general.

Imagen de Carlos Taibo en Zaragoza,
tomada del blog de  barracuda.

Para comenzar su charla, quiso dejar claro de inicio tres puntales básicos: el primero que el proyecto decrecentista nos es posible imaginarlo dentro del capitalismo, es por tanto un proyecto anticapitalista; asentada esta primera rotura de marco también subrayó que el el proyecto decrecentista también debe ser autogestionario y antipatriarcal. En segundo lugar nos dijo que el proyecto decrecentista supondrá reducir los niveles de consumo pero esta premisa no es aplicable al tercer mundo donde se podrá estar en crecimiento hasta alcanzar ciertos niveles pero aprendiendo de los errores de desarrollo que nuestros países cometieron. Y en tercer lugar quiso aclarar que en nuestros países del Norte opulento también hay pobres, lo que llevaría al concepto de redistribución de la riqueza.

Tras estas tres primeras ideas base el conferenciante expuso 5 ideas fundamentales que deberían aclararse con respecto al crecimiento:

  • El crecimiento no genera cohesión social.
  • El crecimiento se traduce en agresión al ambiente.
  • El crecimiento genera agotamiento de recursos.
  • El crecimiento se asienta en el expolio humano y material del Sur.
  • El crecimiento se basa en un modo de vida esclavo y consumista.

Además a esta lista unió la idea de que somos vícitimas de las grandes cifras que se manejan en macroeconomía y que no somos capaces de entender a niveles más cercanos.

En este punto, contraponiendo el estilo de vida que uno y otro sistema proponen Carlos Taibo trajo la anécdota del pescador, que no me resisto a transciribir aquí, aunque esta vez tomada de esta web.

Un paisano está, medio adormecido, junto al mar. Un turista norteamericano se le acerca y entablan conversación.

El turista le pregunta:

—”Y usted, ¿a qué se dedica? ¿En qué trabaja?”.

El mexicano responde:

—” Soy pescador”.

—”¡Vaya, pues debe ser un trabajo muy duro! Trabajará usted muchas horas”.

—”Sí, muchas horas”, replica el mexicano.

—”¿Cuántas horas trabaja usted al día?”.

—”Bueno, trabajo tres o cuatro horitas”.

—”Pues no me parece que sean muchas. ¿Y qué hace usted el resto del tiempo?”.

—”Vaya. Me levanto tarde. Trabajo tres o cuatro horitas, juego un rato con mis hijos, duermo la siesta con mi mujer y luego, al atardecer, salgo con los amigos a tomar unas cervezas y a tocar la guitarra”.

El turista norteamericano reacciona inmediatamente de forma airada y responde:

—”Pero hombre, ¿cómo es usted así?”.

—”¿Qué quiere decir?”.

—”¿Por qué no trabaja usted más horas?”.

—”¿Y para qué?”, responde el mexicano.

—”Porque así al cabo de un par de años podría comprar un barco más grande”.

—”¿Y para qué?”.

—”Porque un tiempo después podría montar una factoría en este pueblo”.

—”¿Y para qué?”.

—”Porque luego podría abrir una oficina en el distrito federal”.

—”¿Y para qué?”.

—”Porque más adelante montaría delegaciones en Estados Unidos y en Europa”.

—”¿Y para qué?”.

—”Porque las acciones de su empresa cotizarían en bolsa y usted se haría inmensamente rico”.

—”¿Y para qué?”.

—”Pues para poder jubilarse tranquilamente, venir aquí, levantarse tarde, jugar un rato con sus nietos, dormir la siesta con su mujer y salir al atardecer a tomarse unas cervezas y a tocar la guitarra con los amigos”.

Tras la anécdota, había quedada clara la postura enfrentada del decrecimiento contra el sistema productivista sustentado en el hiperconsumo de la sociedad opulenta que trasgrede los límites medioambientales y expolia los recursos del planeta. Ante esta situación de un cambio necesario, Carlos Taibo también explicita el hecho de que con el cambio algun*s tienen que perder al subvertirse el sistema (los que ahora ganan, tienen que perder).

El planteamiento decrecentista implicará disminución o eliminación de ciertos campos productivos y el autor señaló claramente a estos: la industria militar, la de la publicidad, la construcción, y las de la aviación y el automóvil.

Por contra con ese sistema se debería fomentar la actividad de otros sectores como los de servicio social, aquellos entroncados con el respeto al medio ambiente y el resto de actividades tradicionales. En consecuencia este nuevo planteamiento no sólo llevaría una reorganización de los sectores sino también una disminución de las horas de trabajo, y por tanto, un aumento de las horas de ocio (recordando la importancia de un ocio crativo) y una disminución del consumo.

Asentados estos fundamentos, Carlos pasó a enumerar los principios del decrecimiento:

  1. Vida social.
  2. Ocio creativo.
  3. Reparto del trabajo.
  4. Renta básica ciudadana.
  5. Reducción infraestructuras y administraciones sobredimensionadas.
  6. Local vs. Global: Democracia directa.
  7. Sobriedad y sencillez voluntarias.

Intervención de Banksy sobre anuncio en blanco.

Y acto seguido presentó ejemplos y manifestaciones de estos principios y valores, que se pueden encontrar en la economía libertaria, en la economía de cuidados (no monetaria y ecológicamente sostenible), en la familia, y en la organización de pueblos “primitivos” y “atrasados”.

Pero la preocupación posterior del conferenciante nos llevó a traducir el debate del decrecimiento a debates vivos actuales, con esta intención apuntó ideas sobre algunos temas como la demografía el cuestionamiento de que no podemos seguir creciendo y que por tanto hacen falta estrategias de control de natalidad; también expuso el mal llamado plan de Sostenibilidad del gobierno actual que evidencia su absurda base sustentable con las tremendas ayudas a la adquisición de vehículos, y también se trató el tema de las grandes infraestructuras de comunicación con una promoción estatal del tren de alta velocidad, que es un servicio elitista, para una minoría y que finalmente redunda en un perjuicio al servicio público ferroviario.

En cuanto al tema de la energía, se puso de manifiesto el caracter finito de los combustibles fósiles y del Uranio, se aportó la idea del abanico de fuentes de Energía renovables pero se clama por la importancia de poner el acento en la reducción del consumo.

Una reflexión que nos hizo temblar en el asiento fue la referencia a la crisis del 29 como origen o punto de partida de la segunda gerra mundial y los fascismos. Y es que en la actualidad nos inundan con informacion sobre la crisis económica que atravesamos pero no es esta la única crisis pues estamos en medio de una crisis medio ambienta, evidenciada por la crisis de recursos y de enregía, hay una palpable crisis de género y también la vergonzante crisis de justicia social con el Sur.

Ante esta situación crítica surgen las voces que apoyan la regulación global para salvar el capitalismo, pero Carlos Taibo apuesta por la desregulación, pues como dijo en el principio esta propuesta no tiene cabida en el marco capitalista. En este escenario surge un renacimiento de los movimientos de contestación pero a la par hay que estar atentos y vigilantes ante el darwinismo social militarizado, que es el nazismo del siglo xxi según Taibo.

En este contexto queda claro que el decrecimiento puede considerarse un movimiento revoucionario a la vez que una opción lógica y cabal.

El turno de preguntas y debate duró casi tanto como la misma charla, con sugerentes aportaciones desde el público así como por parte del conferenciante. Resumiendo los puntos más destacados se refirieron por ejemplo a la necesidad de unir lucha obrera y ecologismo completando así falladas teorías marxistas, aquí Carlos subrayó el hecho de que los sinidcatos actualmente ya no hablen de términos como explotación ni de alienación. También se refirió en alguna respuesta a las tesis anarco primitivistas de John Zerzan. Preguntado por movimientos de contacto en torno al decrecimiento, Carlos Taibo nos refirió a Ecologistas en Acción, el anarco sinidcalismo (CGT) y las redes decrecentistas y también se dijo que este movimiento se nutre de mujeres, libertari*s y cosmovisiones religiosas. En las preguntas más críticas referidas a caminos concretos a seguir para el decrecimiento, se evidenció el caracter introductorio y generalista de esta charla, así como el hecho de que este movimiento juega con unas normas fuera del sistema capitalisata en el que nos desenvolvemos con lo cual es difícil imaginar o aventurar con concreción más allá de la base teórica expuesta, en todo caso apareció entonces una idea atractiva que es la de la descomplejización de la sociedad, y como ejemplos realizados en línea comunitaria y libertaria se citaron las colectividades de Aragón.

Dorso del billete de 25 céntimos emitido por la colectividad

obrera de la UGT – CNT en Hijar (Teruel),  tomada de Flick r

Algunas referencias:

El libro de Carlos Taibo “En defensa del decrecimiento“.

Artículo de Carlos Taibo también En defensa del decrecimiento.

Decrecimiento.info

Página de Decrecimiento Aragón.

Y aquí debajo el vídeo de la charla de 53 minutos:  ‘En defensa del decrecimiento’ por Carlos Taibo, marzo de 2010 en la sede de la CNT en Ciudad Real.

foto

Hijar (Teruel), dorso del billete de 25 céntimos emitido por la colectividad obrera de la UGT – CNT.

Read Full Post »

« Newer Posts